El Ciclo de Quintas y El Ciclo de Cuartas

El ciclo de quintas es una de las primeras cosas que aprendemos porque tiene múltiples usos.

Nos ayuda a ver el orden en el que van apareciendo los sostenidos, cuando nos movemos hacia atrás, los bemoles. También nos sirve para ubicar el dominante de un tono, su menor relativo y relaciones armónicas diversas.

En jazz solemos hablar más de ciclo de cuartas, es decir, lo que viene siendo coger el ciclo de quintas y recorrerlo «al revés», pero simplemente por la ventaja que representa frente a recorrerlo de forma normal.

Me explico:

Si voy de C a G y luego a D estoy moviéndome por quintas, estoy yendo de la tónica a su dominante y de ese dominante hacia el ii grado, que tiene función de subdominante, creando de esta forma una cadencia rota, que oye, tampoco está mal.

Sin embargo, si lo recorro al revés, es decir, si voy de D a G y luego a C, las funciones armónicas se alinean y todo empieza a funcionar. Dm es subdominante, G es dominante y C es la tónica en la que aterrizo.

Este Dm-G-C es un ii-V-I, una de las progresiones armónicas más fuertes de la música occidental y que aparece como elemento importante en el jazz. En otras músicas este ii se sustituye por un IV pero la función tonal es la misma.

Si en lugar de hacer esto lo convertimos todos en dominantes tenemos una cadena de dominantes extendidos; D7 que va a G7 que va a C.

Es decir, desde el punto de vista de la armonía funcional, recorriendo el ciclo de quintas de forma normal tenemos un mapa de dónde están los dominantes, etc, pero recorriéndolo por el ciclo de cuartas, tenemos una forma de movernos de tono a tono muy clara y potente.

Podemos además recorrer los primeros 6 tonos así:

Dm7 G7 CMaj7 | Cm7 F7 BbMaj7 | Bbm Eb7 AbMaj7 | Abm7 Db7 GbMaj7 | F#m7 B7 EMaj7| Em7 A7 DMaj7 | y volvemos al principio (C) con Dm7-G7-CMaj7

Aquí hemos recorrido C Bb Ab Gb E D

Si empezamos desde F por ejemplo tendriamos el resto, es decir:

Gm7-C7-Fmaj7 | Fm7 Bb7 EbMaj7 | Ebm7 Ab7 DbMaj7 | etc, etc, hasta volver a F.

Lo que hacemos basicamente es convertir el acorde objetivo que hace de tónica en el nuevo ii de la siguiente progresión, de esta forma enlazamos todo y podemos practicar moviéndonos por los doce tonos de forma fluida.

Esto facilita que, todo lo que aprendamos, lo aprendamos en los 12 tonos.

Aquí abajo tienes dos videos para practicar.

Si te interesa la armonía moderna, los voicings y el desarrollo melódico, echa un vistazo a mis cursos online de música moderna.

Si quiere disfrutar de más contenido gratuito pásate por mi canal de Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *